top of page

Cuidado con lo que Instagram te cuenta del yoga

Creo que las redes sociales pueden ser una gran ayuda para expandir nuestro dharma o propósito, sobretodo cuando hablamos de yoga y emociones. Acceder a información de como gestionar nuestras emociones, reflexiones respecto a nuestro mundo emocional e incluso acceder a clases grabadas gratuitamente! Son herramientas hermosas sin duda.


Sin embargo, algo que he intentando ir casi pisando huevos jaja es elegir conscientemente el contenido que yo decido compartir. Cuando nos dedicamos a usar instagram como medio para difundir nuestros servicios puede ocurrir que nos tergiversemos (no sé si realmente existe esa palabra jaja). Y al final puede ser que nuestro mensaje se ensucie, cambie de lugar solo por llegar a más gente.


Nunca he estado de acuerdo con compartir vídeos de liberación de una emoción, ej: Libera tu ansiedad con esta postura. Creo y siento desde mi perspectiva que es muy irresponsable y dañino, porque convertimos al yoga en "1 postura" que te va a ayudar en 3 minutos a dejar de sentir un sentimiento. La cuál puede ser que vive en tu cuerpo por eventos sumamente complejos en tu vida, acompañada de patrones mentales y creencias que no eres consciente y además, es probable que esa persona ni siquiera tenga consciencia corporal (si nunca ha hecho una practica como esta).


Genera frustración porque no logro encontrar una salida rápida a la emoción, creo que hay algo mal en mi que no me permite lograrlo...

Al hacer este tipo de contenido, hacemos creer que la liberación emocional se obtiene con una solución rápida, donde nos saltamos un proceso, salimos rápidamente de la incomodidad. Al final todo eso nos aleja de la esencia del yoga. Genera frustración porque no logro encontrar una salida rápida a la emoción, creo que hay algo mal en mi que no me permite lograrlo y me separo de mis emociones, no me hago cargo y pierdo el compromiso con mi proceso interior.


Creo que comprometernos con nuestro mundo emocional es primordial, yo lo hago desde el yoga pero también soy una persona que ama vivir proceso psicoterapéuticos. Creo que poder entrar en estos procesos son saltos enormes, la maca que decidió iniciar un proceso de terapia por 2 años, dio un salto cuántico con su autoconocimiento y es algo que mucha gente a mi alrededor me lo comenta. Y sí, pero para dar ese salto, tuve que ir muy abajo también.


Pero, muy pocas personas están dispuestas a entrar en procesos que requieran su presencia paso a paso, porque las redes sociales nos hacen creer que la solución rápida siempre es la más efectiva. Pero, no es así. Tus emociones y sentimientos viven en ti, incluso pueden llegar a impactar tu estado anímico y temperamento, requiere tu tiempo y disposición consciente. Mi salto más grande fue cuando me sostuve en mi practica de yoga y a la vez en terapia con una psicóloga que tenía un enfoque coherente a mi esencia.


Tu como practicante de yoga o futuro practicante no hagas yoga porque quieres tener ese cambio en un mes, sin duda lo habrá en la primera clase pero para que sea sostenido en el tiempo requiere que sea un proceso con un compromiso con tu fuerza de voluntad y a la vez con esa intuición que te dice es aquí.


Estamos en tiempos que nos invitan a comprometernos realmente con nuestro mundo interior y tomarnos enserio que somos seres espirituales aquí en la tierra que vienen a evolucionar y transformarse, morir y vivir muchas veces en una misma vida. Eso requiere que dejes de buscar la salida rápida y fácil.


La vida es mucho más que estar afuera, requiere un espacio interno para que todo lo que creamos afuera sea coherente, significativo y ya no este vacío. Para que todo eso tenga una fluidez y una sincronía.


Si eres una persona que siente el llamado a conectar con su intuición y a crecer internamente comprendiendo sus emociones te invito a empoderarte en ese llamado y buscar los espacios que alimenten tu corazón lenta y progresivamente, honrando el proceso y tu camino en cada paso.




Entradas Recientes

Ver todo

Todos/as somos un canal

Los últimos días entendí... Ser un canal es ser la entrada de un conocimiento de una nueva forma de ver el mundo, de sanar. Cuando elegimos ser canales de ciertas practicas, debemos pulirnos como cana

Comments


bottom of page