top of page

Tu mirada cambia a través del yoga

Ayer fui a darle clase de yoga a una mujer, adulta mayor. Había practicado yoga cuando joven por muchos años, al finalizar la clase vi a través de su mirada una alegría diferente, era de esas que se encuentran dentro de ti y la vuelves a reconocer.


Tengo la fortuna de ser profesora de yoga y ver ese cambio en las personas, la mayoría de las veces puedo percibir ese cambio sutil en la mirada. Una mirada muy diferente a la que llego.


Es como cuando ves un atardecer y te sientes tan afortunada de estar ahí, de ser parte de ese cambio de colores, de sensaciones y muchas emociones transitan desde la calma a la paz interna. Pero esta vez no veo ningún atardecer, solo veo a todas esas personas regalándole un tiempo a su alma y sus ojos me cuentan lo que sucedió internamente.


La primera vez que presencie ese cambio sutil (más consciente para mi) fue hace 4 años en Honduras, con una practica de yoga que hicimos con un grupo de niñas. Y ayer pude verlas a ellas, a través de esta mujer mayor. Era ese mismo brillo sutil en sus ojos. No importaban los años, ni el lugar, ni la edad, podía presenciar ese mismo atardecer interno.


Eso es todo lo que el yoga nos entrega, la conexión con esa presencia interna que muchas veces callamos, ignoramos o escondemos. Pero créeme, la vida te va a cambiar en 360° cuando comiences a darle un espacio. Comenzarás a escucharla y a guiarte desde ese lugar. Ese lugar, se llama alma.



Día internacional del yoga

21.6.23





Kommentare


bottom of page